Elimina el Lenguaje Tóxico

¿Conversaron con sus hijos acerca del dinero? ¿Les preguntaron qué es o para qué sirve y de donde proviene? Si lo hicieron me encantaría puedan compartir sus respuestas conmigo.

Prosigamos entonces en este camino de hablar de finanzas con nuestros hijos. Lo siguiente que debemos hacer, es eliminar el lenguaje tóxico entorno al dinero.

Si, lenguaje tóxico, y no empiecen a ver para los lados, que muchos usamos expresiones que aunque ahora no lo sepamos, tendrán una gran influencia (negativa) en el futuro de nuestros hijos.

Desde pequeños hemos estado expuestos a diferentes creencias que forjaron nuestra relación con el dinero. Recuerden que el 90% de nuestras decisiones ocurren de manera inconsciente, esa es la manera en que funciona nuestro cerebro, por eso es tan importante que la información con la que lo estimulamos sea positiva. En otro artículo ahondo un poco más sobre este tema.

Como les decía, desde pequeños escuchamos distintas frases negativas acerca del dinero, corresponde a cada uno identificar cuales escuchó, y eliminarlas de su pensamiento y de su vocabulario, para evitar transmitirla a los niños. Te nombro algunas:

evita el lenguaje tóxico
►El dinero no crece en los árboles o no tengo una mata de dinero.
►Mejor pobre pero honrado.
►Los ricos están completos.
►El dinero no da la felicidad.
►El dinero no es tan importante.
►Cochino dinero.
►El dinero es el origen de todos los males.
►Los ricos son avariciosos y mezquinos.
►Está podrido de dinero.
►No todo el mundo puede ser rico.

¿Notan alguna similitud entre estas expresiones además de haberlas oído, quizás con mucha frecuencia?

Todas tienen una relación negativa con el dinero, y si el dinero solo está relacionado a cosas malas ¿por qué querríamos nosotros tener dinero?

Conscientemente me van a decir que esos son chistes o solo una manera de expresarse, pero el cerebro no sabe distinguir si es verdad o mentira lo que le estas diciendo, él simplemente graba y se programa para poder tomar ese 90% de decisiones sin hacer mayor esfuerzo, por lo que todas esas frases se quedan grabadas en tu mente, y al momento de pensar en el dinero, se disparan generando rechazo >>> Si tener dinero significa que no puedo ser honrado, entonces no quiero tener dinero <<<, así de simple trabaja nuestro cerebro.

Les pregunto algo entonces ¿Cuántas de estas creencias piensas que son ciertas? Porque para evitar que se las traspases a tus hijos primero debes eliminarlas de tu mente.

Comparto algunas reflexiones en caso de que coincidan con muchas de ellas.

La honradez, la avaricia y la mezquindad, nada tienen que ver con el dinero. Hay personas muy ricas y honestas, y hay personas muy pobres y mezquinas. El dinero solo hace florecer lo que llevamos dentro, pero no lo cambia. Si eres una persona honrada, leal y solidaria, tener más dinero no va a cambiar eso, solo lo va a potenciar.

Que el dinero no es importante y no da la felicidad, son justificaciones para no intentar cambiar tu situación. ¿Cómo puede una persona decir que el dinero no es importante y sin embargo se pasa toda su vida trabajando para obtenerlo? Un poco contradictorio no. Por supuesto que es importante, y por supuesto que da felicidad. Solo hay que verlo de la manera correcta. No se trata de tener millones y millones, en bancos, o en propiedades y no usarlo para disfrutar la vida. Es cierto que se puede ser rico y desdichado. Pero no es una regla. El dinero puede darte tranquilidad, paz, seguridad, tiempo de disfrute con tu familia. El fin no es el dinero, es lo que el dinero te puede conseguir.

Que no todos pueden ser ricos o que el dinero no crece en los árboles, son otras creencias que debemos borrar de la mente. Ciertamente el dinero no crece en los árboles, pero si abunda, el problema está en que el 95% del dinero está en manos del 5% de la población, y por eso pensamos que es escaso. Pero la verdad es que todos podemos formar parte de ese 5%, solo hay que actuar y pensar como ellos. De eso también les hablaré más en otra publicación.

El principal obstáculo en nuestra vida es nuestra mente, y si no hacemos algo para cambiarlo, también lo será para nuestros hijos. Si tus hijos son pequeños estas a tiempo de formar un patrón del dinero positivo en ellos, y si son mayores pues comiencen esa transformación juntos, nunca es tarde para enderezar el rumbo y luchar por lo que queremos.

No pierdas más tiempo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s