¿Cómo enseñar finanzas a mis hijos?

Si te estás haciendo esta pregunta, es porque ya te diste cuenta que es un tema importante del que debes ocuparte. Seguramente ya sabes que si no te encargas tú mismo de esto, ni en la escuela ni en la universidad van a aprenderlo.

Pero ¿Por qué es tan difícil hacerlo?, te explico.

Te has preguntado alguna vez, ¿cómo enseñar a mis hijos a cepillarse los dientes? Estoy segura que no.

La razón de esto es que el hábito de cepillarse los dientes lo aprendiste desde pequeño y lo aplicas todos los días de tu vida, dos y tres veces al día incluso. Entonces desde que comenzaron a salir sus dientes, te empezaste a preocupar por su higiene bucal, y te aseguraste que aprendan como hacerlo y que sepan lo importante que es y las consecuencias que puede tener si no lo hacen. Además que seguramente te ven hacerlo todos los días, así que como es normal, tienden a imitarte.

Con las finanzas no pasa lo mismo. Pensemos en esto por un segundo. La verdad es que ellos sí están aprendiendo de finanzas, de lo que ven que haces tú con el dinero. Cómo lo consigues, cómo lo gastas, en qué y por qué. El punto es que quizás no están aprendiendo buenos hábitos financieros que es lo que estamos buscando.

Entonces tenemos dos opciones. La primera, puedes hablarles de lo que deben hacer, sin importar que ellos vean que tú no lo haces, o que lo haces de manera distinta. La segunda, y mejor, es que comiences tú por cambiar tus hábitos, de manera que puedas transmitirselos a ellos más fácilmente.

Hagamos un ejercicio, te voy a mencionar 10 buenos hábitos financieros, los más básicos y que están al alcance de todos, identifica cuántos de ellos estas aplicando. Si no son muchos ya sabes por donde debes empezar. Igual ya estoy escribiendo algunas ideas para comenzar a aplicar con los niños, pero te recomiendo que primero te pongas tú en sintonía con esto antes de querer enseñarles a ellos algo que no prácticas y en lo que quizás no crees.

10 Hábitos para mejorar tu vida

1. Presupuestar. Planifica tus gastos. Apégate a tu presupuesto.

2. Gastar menos de lo que ganas. No sólo debe ser un hábito, sino una regla de vida.

3. Ahorrar. Con un propósito, hacer crecer tu patrimonio.

4. Evitar las deudas. Si no puedes pagarlo, no es el estilo de vida que te conviene, punto.

5. Acabar con tus deudas. Si ya las tienes, planifica salir de ellas lo antes posible.

6. Vigilar los gastos hormiga. Está bien permitirse uno que otro antojo, pero no olvides que hay recompensas mayores que un café en la esquina todos los días.

7. Cortar las tarjetas de crédito que no necesites. Lo ideal que sean todas, pero entre menos manejes, mayor será tu capacidad de pago.

8. Lo que deseas no es igual a lo que necesitas. Controla tus caprichos.

9. Cuidar de ti. Evita riesgos que pueden derivar en gastos imprevistos, mantente al tanto de tu salud.

10. Deshazte de lo que genera un gasto y no usas. Membresías o afiliaciones que usas tres o cuatro veces al mes o que no usas en lo absoluto.

Cuentame como te fue, ¿cuántos de estos hábitos forman parte de tu vida?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s